10 de marzo de 2010

Terremoto en Chile

Hola, les escribo para contarles que el 27 de febrero pasado hubo un gran terremoto en Chile. Fue en la noche. Yo estaba durmiendo cuando mi papá me despertó para avisarme. Nos abrazamos todo el rato que duró el terremoto y nos movíamos de lado a lado en la pieza.

Todo el departamento se movía, no se podía caminar. Mi nani Macarena y mi hermanita estaban en la otra parte del departamento y cuando terminó de moverse todo, nos juntamos en la pieza de mi mamaá. Ella estaba en Londres por su trabajo y mi papá le tuvo que avisar por mensaje de texto a su celular que estábamos bien.

El departamento estaba todo desparramado, con muchas cosas quebradas. Tuvimos que ponernos zapatos para no pisar los vidrios quebrados. Se cortó la luz, el agua y los teléfonos. Afuera sonaban muchas sirenas y alarmas. Ni yo, ni mi hermanita lloramos ni tuvimos susto. Mi papá cortó el gas de la casa y después de un rato bajamos por las escaleras hasta la entrada del edificio donde estaban todos los vecinos.

Por la radio del auto supimos que el terremoto fue más fuerte en Concepción (470 kilómetros al sur de Santiago) con un 8,8 grados Richter. Allá, al poco rato el mar entró a la tierra y muchas personas murieron. Hay algunas ciudades que estaban junto al mar que quedaron arrasadas y mucha gente sin casas. También hay muchos niños que se quedaron sin nada y les han mandado comida y ropas. En Santiago algunas carreteras se cortaron y se cayeron casas y hay muchos daños por todas partes.

Aunque mi colegio no se cayó, retrasaron la entrada a clases. Después del terremoto casi todos los días hay temblores (se llaman réplicas), pero no es para asustarse. Ojalá que no vuelva a pasar, pero mi papá me dijo que cada 20 ó 25 años hay un terremoto en la zona central de Chile.

No hay comentarios: